medicina preventiva congestión nasal

Medicina preventiva: Cómo evitar la congestión nasal

Share Button

Si tienes una vida activa donde tienes que estar la mayor parte del tiempo en la calle, sabes que te expones a muchos factores que pueden causarte alguna enfermedad viral. La congestión nasal es una de las más frecuentes ya que, está relacionada con otros malestares como: la sinusitis, bronquitis, faringitis, rinitis, incluso por alergias y por la contaminación del ambiente. 

La congestión nasal por lo general viene acompañada por gripe o un resfriado común.  

Nuestro país tiene constantes cambios en el clima, donde puedes disfrutar de una cálida mañana y ya en la tarde una llovizna en la que tus guantes y sombrilla se convierten en tus elementos favoritos. 

Estos cambios bruscos de ambiente y temperatura terminan por debilitar las defensas de tu cuerpo, quedando más expuesto a la aparición de enfermedades virales y afecciones de garganta. 

En Mi Familia Sana sabemos que quieres evitar estos malestares que estropean el ritmo de tus rutinas y como ya que sabes que estar débil de defensas potencializa el contraer enfermedades que traen consigo la indeseada congestión nasal; hemos preparado unos tips que te ayudarán a prevenir: 

¡Evita el humo!

Si eres fumador, apuesto que ya te han dicho infinidad de veces que dejes de fumar ¿verdad?; y si no, pues ya te habrán dicho que te alejes cuando las personas se encuentran fumando; pues bien, son recomendaciones que aconsejo no pases por alto, más si estas atravesando por un momento con gripa o un resfriado, ya que el humo del cigarrillo no permite que se desinflamen los senos paranasales, en su lugar provoca un efecto de irritación en las vías respiratorias. 

 

CTA-MFS

 

Fortalece tu sistema inmunológico

Si te gustan los zumos de frutas esta recomendación te va a gustar, ya que los podrás preparar fácil en casa, proporcionando Vitamina C a tu cuerpo para ayudarte a fortalecer el sistema inmunológico. Recuerda que los zumos y jugos licuados siempre son mejor si los consumes inmediatamente, ya que, si dejas pasar muchos minutos desde su preparación, cave el riesgo de perder algunas de sus propiedades, y no es esa la idea. Seleccionamos los siguientes zumos que son fáciles y con pocos ingredientes para que los prepares rápidamente cada mañana y puedas alternarlos como prefieras. 

  • Zumo energético y antioxidante: Toma dos o tres mandarinas, dos rodajas de piña, y una taza de uvas negras; licúalos hasta que quede un zumo de fruta no muy espeso. Te lo puedes tomar en la mañana y también si deseas después de almorzar. 
  • Zumo portador de vitaminas: Necesitas dos manzanas y tres naranjas; exprime las naranjas en un vaso, y aparte licuas las dos manzanas; cuando esto esté lo mezclas y estará listo para tomar. Puedes beber este rico zumo todas las mañanas. 
  • Zumo restaurador: Aquí serán necesarias: una zanahoria, una pera y una o dos manzanas; procedes a licuar hasta que se convierta en un zumo y quedará listo para beber. 
  • Zumo C: Se necesita media taza de fresas, una guayaba y dos naranjas; pica la guayaba y exprime las naranjas, pones en la licuadora este zumo de naranja más los trozos de guayaba y las fresas, licuas y ¡listo! Ya puedes beber un vaso en ayunas cada día. 
  • Zumo desintoxicante: Necesitarás tres zanahorias, dos manzanas y dos ramas de apio; corta en trozos los ingredientes y procedes a licuar, y así tendrás un rico y nutritivo jugo. 

Aparte de los zumos, también puedes incrementar el consumo de frutas y verduras que tenga un alto contenido en Vitamina C, como son: Naranja, guayaba, limón, coliflor, fresas, kiwi, melón, toronja, piña, pimiento verde y zanahoria. 

Aquí encontrarás un Top 5 de alimentos saludables que de seguro te encantarán. 

El aseo es fundamental 

Es imprescindible que laves tus manos frecuentemente con agua y jabón, o si te encuentras en la calle lejos de un lavamanos, es bueno que compres un desinfectante a base de alcohol y lo lleves contigo; el preocuparte por la higiene de tus manos ayudará a que reducir las probabilidades de contagio de enfermedades virales que afecten su sistema respiratorio. 

Por otra parte, la limpieza de la nariz es otro factor importante para alejar los virus y bacterias de tus senos paranasales; procura no sonarte con tanta fuerza, ya que puedes provocar daño al oído o una sinusitis; entre tus rituales de limpieza diario, es aconsejable que empieces a limpiar tu nariz con soluciones isotónicas de agua de mar; ya que estas además de proporcionar una limpieza delicada y adecuada, humedecen la mucosa nasal para evitar la resequedad y aliviar la sensación de ardor e inflamación, de esta forma tendrás una nariz limpia y descongestionada de fluidos infectados por agentes virales que puedes encontrar en tu día a día. 

Aprende a usar correctamente un inhalador nasal haciendo clic aquí. 

Para terminar, como medicina preventiva de para evitar la congestión nasal, realiza un poco de ejercicio cada día para que ayude a desbloquear las vías nasales, además de empezar una buena alimentación para proteger tu sistema inmunológico de cualquier enfermedad viral que traiga consigo una molesta congestión nasal. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>