padres

Tips prácticos para ser padres y mantener el tiempo en orden

Share Button

El reto de ser padres va de la mano con exigencias en todos los ámbitos. Rendir a cabalidad en el trabajo para traer el sustento a casa, atender a los hijos, mantener vivo el amor de pareja y, como si fuera poco, tener espacio personal, parece imposible de lograr. 

Nadie dice que sea fácil, pero si te organizas, puedes lograrlo. Te daremos unos tips prácticos para ser padres y mantener el tiempo en orden. 

  1. Crea rutinas para que después todo marche sobre ruedas

Los niños no son muy dados a la disciplina y el respeto a los horarios. Sin embargo, parte de la labor de ser padres consiste en crear rutinas para el baño, la comida y el tiempo para hacer las tareas escolares. Así los ayudas a organizar su mente y a crear hábitos. Toma en cuenta que la repetición les da seguridad.

Una vez que has creado el hábito de asearse y quitarse el uniforme al llegar de clases, comer, tomar un breve descanso y luego ocuparse de los deberes del colegio, los niños lo harán por sí solos sin necesidad de que les tengas que repetir cada día las mismas instrucciones.

  1. Saca el máximo provecho del tiempo libre

Ahora que ya organizaste el horario de los chiquillos, te toca optimizar el uso del tiempo libre cuando llegas a casa. Si el día en el trabajo fue agotador, toma unos minutos para relajarte y poder estar anímicamente disponible para compartir con tus hijos.

Organizar actividades que todos puedan disfrutar, como un juego de mesa, preparar un pastel, o sacar a pasear a la mascota, es importante para la dinámica familiar.

  1. Relájense con los juegos y luego conversen los problemas

Parte de la labor de los padres es fomentar la comunicación, para lo cual los juegos resultan ideales ya que crean un ambiente de distensión. Cuando todos están relajados, es posible conversar sobre los temas que preocupan y mirarlos sin pesimismo ni excesivo rigor.

Por ejemplo, si las calificaciones escolares no son óptimas y discutes el asunto apenas llegas del trabajo, sin tiempo para relajarte, serás más explosivo en la forma de reclamar el bajo rendimiento.

En cambio, si ha habido un momento de esparcimiento, podrás exigir con la misma firmeza una mayor dedicación a los estudios, e inclusive imponer sanciones como una semana sin videojuegos, pero sin descargar tus tensiones individuales con el niño.

  1. Las tareas domésticas son para compartirlas

Los padres no pueden ser esclavos de sus hijos o viceversa. Tampoco un miembro de la pareja puede asumir solo las tareas del hogar. El trabajo en equipo es clave para que las tareas domésticas no sean una pesada carga sino una forma más de compartir.

Aunque tus hijos sean pequeños, puedes enseñarles a colocar sus juguetes en orden cuando terminan de usarlos, poner la ropa sucia en la cesta, etc y estimularlos a colaborar con las tareas domésticas.

También puedes destinar un día fijo a la limpieza, en el que cada quien se haga responsable de su habitación y otra área de la casa para que, al final del día, todo esté resplandeciente.

  1. Fortalecer los lazos y valores

En definitiva, ser padres se trata de fortalecer los lazos que mantienen unida a la familia, dar lo mejor de ti y criar a tus hijos para que sean personas íntegras, con valores que sólo se aprenden en el hogar.

Predicar con el ejemplo es tratar a tus hijos con respeto para que ellos aprendan a respetarte a ti y a los otros; actuar con honestidad para que ellos se conduzcan honestamente en su día a día, fomentar su creatividad y darles amor para que tengan confianza en sí mismos y en sus capacidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>